Home Comunidad Sam Bankman-Fried admite que «no está 100% seguro» de lo que ocurría con el dinero del FTX

Sam Bankman-Fried admite que «no está 100% seguro» de lo que ocurría con el dinero del FTX

by Crypto Guru

Datos clave:

A pesar de ser director general, SBF afirmó «no saber lo que pasaba» con los flujos de caja.

Un espacio en Twitter sirvió como sitio de entrevista de la comunidad contra el ex CEO de FTX.

Sam Bankman-Fried (SBF), ex consejero delegado de FTX, la bolsa caída en desgracia, admitió que no estaba completamente seguro de lo que ocurría con el dinero de FTX y sus clientes mientras él ejercía de consejero delegado. Además, afirmó que Alameda Research sí utilizó el dinero de los clientes de FTX, aunque posteriormente se excusó comentando que no estaba «100% seguro».

En un espacio en Twitter celebrado el 1 de diciembre por el inversor Mario Nawfal, fundador del grupo IBC, SBF se enfrentó a la comunidad en un intento de responder a sus preguntas sobre la quiebra de FTX y su posición como CEO durante el colapso.

Desde el principio, las preguntas fueron bastante incisivas, cuestionando si el exCEO conocía los movimientos que se estaban produciendo con los fondos de FTX. Bankman-Fried mantuvo una postura evasiva ante las preguntas, argumentando que «no conocía suficientes datos», que «no sabe lo que estaba pasando» o que «no recordaba» ciertas situaciones. SBF dijo que estaba con sus asesores legales, que le ayudarían a dar esta entrevista.

Chet Long, cofundador junto a Nawfal del grupo IBC, fue uno de los más mordaces a la hora de hablar de cuánto sabía SBF sobre los movimientos entre FTX y Alameda Research, una empresa fundada por Bankman, y que servía de mano inversora de FTX.Publicidad

En una de las preguntas, Long preguntó si el SBF estaba al corriente de que los fondos de FTX, procedentes en su mayoría de sus usuarios, eran utilizados por Alameda Research. Según explicó Long, Alameda utilizó alrededor del 50% de todo el capital de FTX en inversiones, y preguntó a SBF si era consciente de esta situación. El ex director general se limitó a comentar que «eso puede ser lo que ocurrió» para que FTX acabara en la quiebra, pero que no estaba «100% seguro» porque Alameda era supuestamente una filial independiente.

Long también cuestionó a SBF sobre el tema de la «responsabilidad legal con el dinero de los clientes» preguntando a Sam Bankman-Fried si era consciente de que había un compromiso legal, escrito en los términos y condiciones, de que la bolsa no podía hacer uso del dinero de los clientes. Sam se limitó a comentar que los términos y condiciones estaban «sobreescritos», dando a entender a los invitados que esta «responsabilidad legal» ya no existía.

Sam Bankman-Fried no sabía a dónde iban a parar los fondos.

En la entrevista, que poco a poco se convirtió en un interrogatorio, SBF explicó que la situación de no tener fondos para retirar se debía al apalancamiento. A lo que uno de los participantes, Ran Neuner, cuestionó que, si bien esto ocurría en la sección de derivados, qué pasaba con los fondos al contado.

La negociación al contado se refiere a la negociación al instante, es decir, se vende un activo y se recibe otro inmediatamente, como forma de pago. A diferencia de la negociación de futuros, que se ejecuta a través de contratos y se paga cuando se cierra el contrato.

En el mercado al contado, los fondos, por lógica de mercado, deben ser 100% líquidos, ya que son operaciones al contado. SBF comentó que no sabía lo que estaba pasando, tratando de explicar que el apalancamiento contribuyó a la caída de FTX. Pero luego se contradijo al admitir que el uso del dinero de los clientes por parte de Alameda Research y la caída de los precios del mercado fueron las «posibles» causas.

Sam comentó que, a pesar de no estar al frente como CEO de FTX, quiere seguir contribuyendo al «ecosistema». También mencionó que, «con suerte», espera que FTX siga encontrando inversiones que permitan pagar a los acreedores de FTX. No dio más información sobre lo que ocurrirá con los fondos de los afectados, cuyo caso ya está en los tribunales estadounidenses bajo una orden de quiebra.

Related Posts